Domingo 13 Octubre 2019

¡TEMPORERAS DE HUELVA, "YO SI OS CREO"

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Temporeras huelvaTristemente se vuelve a hablar una vez más de la violencia y abuso de género, en este caso el de las cuatro temporeras marroquíes que habían denunciado a su empresario por acoso sexual y laboral, digo tristemente porque el caso se ha archivado, ¡así, sin más!

 El sobreseimiento argumentado de este caso, con sólo dos páginas que aportaba la defensa era que su denuncia correspondía a una "maniobra" para quedarse en el Estado español, no sé si reír o llorar, como suele ocurrir nos tachan a las mujeres de realizar "denuncias falsas". ¿Acaso creen que es una situación cómoda la de estas temporeras? Les recuerdo a estos empresarios, que estas mujeres marroquíes vienen contratadas con mano de obra barata en origen, y es Marruecos en este caso el que las selecciona para enviarlas al Estado español para trabajar en la temporada, donde hay una cláusula en el contrato que señala el tiempo pactado que estarán en nuestro país; en unas condiciones lamentables (con más de 12 horas de trabajo, sin tener tiempo de ir al baño o comer) es decir, una situación de ESCLAVITUD; por ello, tienen miedo, sufren violaciones, no están sindicalizadas, y en el caso del grupo que fue expulsado sí lo estaban, con el agravante de que se aprovecharon de ellas quedándose con su dinero, denunciando diez de ellas al sindicato que las acogió. Lo que nos manifiesta una vez más, que las mujeres vivimos en una justicia patriarcal y racista.


 Las víctimas ni siquiera han sido escuchadas, recurriendo dicha sentencia. Estas cuatro mujeres que denunciaron, recordemos que forman parte de las diez que se quedaron en territorio nacional, después de denunciar abuso sexual y laboral en los campos de fresa de Huelva; además de ser retenidas en las fincas con idea de que no denunciaran a sus empleadores, dando lugar al despido de cien jornaleras que fueron devueltas a Marruecos sin finalizar sus contratos y sin pagarle su salario. Todo ello INDIGNANTE, siendo las mujeres en la agricultura del campo andaluz, las últimas.


Estas situaciones siguen dando lugar a la supremacía del poder ante estas inmigrantes, y una violencia de género, racismo y colonialismo de un absoluto Estado patriarcal, por lo que hay que visibilizar todos estos hechos que no son de ahora, sino que llevan dándose hace años.


Recordemos que son mujeres que tienen su vida, sus hijos allí en Marruecos y que vienen al Estado español a trabajar con sus manos para ganarse un dinero y poder ayudar a sus familias, no para que abusen y violen sus cuerpos.


Luchemos ante las injusticias de las mujeres en Andalucía, ellas y nosotras, y que no quede en el olvido. Basta ya de someternos a este capitalismo patriarcal y racista. No debemos darles las espaldas y cerrar los ojos. Las mujeres marroquíes han dado la cara y han sido valientes en un país que no es el suyo. Recordemos que, de esas cien mujeres, veintiocho han sufrido violaciones y otras tantas agresiones de todo tipo, con el "delito" de ser inmigrantes, de clase baja, con trabajos muy precarios, llevar velo, piel morena y manos agrietadas.


 La República Andaluza feminista de trabajadoras luchamos porque no haya una ley de extranjería, ni contratación en origen, todas las trabajadoras hayan nacido donde hayan nacido tendrán los mismos derechos.

¡De aquí y de afuera la misma clase obrera!

 

Alicia Junco

Militante de Nación Andaluza